Calcular tus cantidades sin necesitar pesar la comida. El método de la mano

PLANTILLA_METODO_DE_LA_MANO

Una pregunta muy frecuente con la que nos encontramos cuando alguien nos viene a pedir ayuda es: “Deberé pesar la comida?” Las cantidades son igual de importantes como el tipo y la calidad de los alimentos que se ingiere. Se sabe que si se come más de lo que se gasta el cuerpo lo almacenará como reserva energética y se aumentará de peso. Por ello, os traigo una manera de medir esas cantidades, es lo que se conoce “El método de la mano“. Este método está relacionado con la igua
ldad de proporciones con nuestro cuerpo, siendo una buena guía para orientarnos sobre la calidad de alimentos que debe ingerir cada uno.  Por lo general, la mano de un adulto tiene mayor tamaño comparado con la de un niño, siendo también diferente las manos masculinas que las femeninas, y es aquí donde juega un papel muy importante la constitución corporal de cada individuo. Así todo se resume en esta regla de tres: a más grande es el cuerpo, mayor gasto energético se tendrá, por lo que se necesita mayor cantidad de energía y alimentos. Considerando además si se realiza un ejercicio físico diario muy intenso, este consumo deberá ser superior. Sobre cada grupo de alimentos que se debe ingerir, bastará con fijarse en el tamaño de las manos:

  • Las verduras y hortalizas, deben ocupar el espacio que incluyen las dos manos juntas en forma de cuenco.
  • Los hidratos de carbono: (la pasta, el arroz, la patata y el pan) y la cantidad que le corresponde es el puño cerrado.
  • La proteína: cuando nos refiramos a un filete de carne o pescado, habrá que escoger el que sea del tamaño de la palma de la mano, que va desde la muñeca hasta dónde empiezan los dedos. El grosor de la pieza debe ser más o menos el del dedo meñique.
  • Las legumbres: su contenido nutricional destaca en proteínas de alta calidad biológica aunque resultan también una buena fuente de hidratos de carbono, por lo que podrás contarlo como aporte proteico o como aporte de hidratos de carbonos.
  • Las frutas: toda la que quepa en una mano abierta en forma de cuenco. Los quesos: un pedazo de queso no debe ser superior al tamaño que ocupan, tanto a lo ancho como a lo largo, los dedos índice y corazón juntos.
  • Las grasas y los azúcares: la proporción de grasas (mantequilla y aceite) y azúcares debe limitarse al tamaño de la primera falange del dedo índice, es decir, el segmento dónde este dedo se dobla por primera vez.

Además, los cinco dedos nos recuerdan que hay que realizar cinco comidas al día e ingerir cinco raciones diarias de frutas y verduras. Para disfrutar de una buena salud y sentirse con una actitud positiva y enérgica, es imprescindible alimentarse de forma equilibrada, aportar variedad y color a los platos y comer “según el tamaño de tus manos”.

Es fácil y muy cómodo, os animo a que probéis este método. Artículo de Vanessa Puca Peralta, Dietista-Nutricionista. Extraído de alimmenta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s